InicioIndice PrincipalNuestra MisiónNuestras LeccionesLectura del DíaMeditaciones del DíaSorteo MensualFondo de Pantalla MensualTira Cómica SemanalDonaciónContáctenos

Sorteo Mensual
Diciembre 2022
Haga clic el libro
para participar en
el Sorteo Mensual.
Boleto Premiado del Mes Anterior
Noviembre 2022
Boleto Premiado

Fondo de Pantalla Déle vida a su
escritorio con este
nuevo fondo de
pantalla cristiano.



 
El Momento de la Verdad - Lección 14

Cuerpo, Alma y Espíritu

Imagen 1 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 1
Oremos:
Padre nuestro,

Te agradecemos por habernos guiado en el estudio de Tu Palabra, guiándonos por el camino de la verdad.

Te agradecemos de igual manera por ayudarnos a poner en práctica lo que nos has enseñado en el Libro Sagrado.

Hoy, quisiéramos estudiar sobre la naturaleza del hombre. ¿Tenemos un alma inmortal? ¿Cuál es la diferencia entre alma y espíritu?

Que la presencia de Tu Santo Espíritu nos acompañe. En el nombre de Jesús oramos.

Amén.
Pantalla Siguiente

Imagen 2 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 2
Salmo 144:3 Comentario
Oh Jehovah, ¿qué es el hombre para que pienses en él? ¿Qué es el hombre?

¿De qué está hecho?

¿Hay una parte de él que es inmortal?

Estas son preguntas que han intrigado a los hombres por siglos. Pero la Biblia puede contestarlas de forma precisa y satisfactoria.

Comprender la enseñanza de esta lección es esencial para poder comprender la siguiente, que nos hablará del estado de los muertos.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 3 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 3
1 Tesalonicenses 5:23 Comentario
Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; que todo vuestro ser - tanto espíritu, como alma y cuerpo - sea guardado sin mancha en la venida de nuestro Señor Jesucristo. Notemos que estamos hechos de tres elementos esenciales:
  • El cuerpo (en hebreo: «basar»; en griego: «soma»).
     
  • El espíritu (en hebreo: «ruach»; en griego: «pneuma»).
     
  • El alma (en hebreo: «nephesh»; en griego: «psuche»).
Ahora, ¿en que consiste cada uno de estos tres elementos?
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 4 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 4
1 Corintios 15:47 Comentario
El primer hombre es de la tierra, terrenal. Primero, hablemos del cuerpo.

La Biblia con frecuencia habla de cómo fue tomado de la tierra. Por lo tanto, nuestro cuerpo está formados de materiales que encontramos en la tierra: oxígeno, hidrógeno, calcio, hierro, fósforo, etc.

Esta asombrosa combinación, dotada de la capacidad de amar y razonar, es definitivamente ¡la corona de la creación!
Salmo 10:18
(...) a fin de que el hombre de la tierra no vuelva más a hacer violencia.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 5 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 5
Génesis 3:19 Comentario
Porque polvo eres y al polvo volverás. «Polvo» y «ceniza» son otros de los términos empleadoes en la Biblia para describir el cuerpo, recordándonos, desde el principio, que fuimos tomados de la tierra.
Salmo 103:14
Porque Él [Jehová] conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo.
Génesis 18:27
He aquí, ya que he comenzado a hablar con mi Señor, a pesar de que soy polvo y ceniza (...).
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 6 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 6
Números 16:22 (RVR 1995) Comentario
Dios, Dios de los espíritus de toda carne (...). El segundo elemento de nuestro ser es el espíritu, también llamado «aliento» o «hálito» o «soplo» (de hecho, el término griego para espíritu es «pneuma», raíz que significa «soplo», como en la palabra «neumático», por ejemplo).

El espíritu es el aliento de vida dado por Dios. Cuando el cuerpo inerte recibe este aliento, comienza la vida; por el contrario, al momento de la muerte, el espíritu abandona el cuerpo y regresa a Dios.

Entoncés, el espíritu es la fuente de vida y energía de todo ser viviente.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 7 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 7
Génesis 7:15 (RVR 1995) Comentario
Entraron, pues, con Noé en el arca, de dos en dos, de todo ser en que había espíritu de vida. El espíritu, es decir, el aliento de vida, es lo que dá vida a todas las criaturas vivas. Proceden de la misma fuente de vida tanto para los hombres como para los animales.

Podemos comparar al espíritu con una corriente eléctrica que distribuye energía a toda una ciudad.
Eclesiastés 3:19
Porque lo que ocurre con los hijos del hombre y lo que ocurre con los animales es lo mismo: como es la muerte de éstos, así es la muerte de aquéllos. Todos tienen un mismo aliento.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 8 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 8
Job 33:4 Comentario
El Espíritu de Dios me hizo; el aliento del Todopoderoso me da vida. Cuando un cuerpo inerte recibe el aliento de Dios (o espíritu), se inicia la vida.
Apocalípsis 11:11
Después de los tres días y medio el aliento de vida enviado por Dios entró en ellos [los dos testigos], y se levantaron sobre sus pies.
Ezequiel 37:5
Así ha dicho el Señor Jehovah a estos huesos:

«He aquí, Yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.»
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 9 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 9
Génesis 2:7 Comentario
Entonces Jehovah Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente. La unión del cuerpo y el espíritu constituyen un alma viviente.

Por lo tanto, el alma no es una entidad separada del cuerpo. El alma es el ser viviente en sí mismo.

Un alma viviente es creada cuando el aliento de vida de Dios entra en el cuerpo.
1 Corintios 15:45
Así también está escrito:

«El primer hombre Adán llegó a ser un alma viviente.»
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 10 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 10
Salmo 130:5 Comentario
Yo espero en Jehovah; mi alma espera. Como podemos ver, la palabra «alma» se utiliza para describir a un ser viviente.

Estos versículos nos demuestran que la palabra «yo» puede ser remplazada por «mi alma», y la palabra «nosotros» puede ser remplazada por «nuestra alma».

Ahora, si es cierto que el cuerpo más el espíritu se convierten en una alma viviente, veamos que sucede cuando el proceso es revertido...
Salmo 124:7
Nuestra alma escapó como un pájaro de la trampa de los cazadores. Se rompió la trampa, y nosotros escapamos.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 11 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 11
Job 34:14,15 Comentario
Si [Dios] retirara Su espíritu y Su aliento, toda carne perecería juntamente, y el hombre volvería al polvo. Entoncés, cuando el alma viviente pierde el aliento de vida, queda solamente el cuerpo, privado de la vida, y vuelve al polvo.

Ahora, ¿a dónde va el aliento de Dios, el espíritu de vida?
Salmo 104:29,30
Les quitas el aliento, y dejan de ser. Así vuelven a ser polvo.

Envías Tu hálito, y son creados; y renuevas la superficie de la tierra.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 12 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 12
Eclesiastés 12:7 Comentario
Es que el polvo vuelve a la tierra, como era; y el espíritu vuelve a Dios, quien lo dio. En el momento de la muerte, el espíritu, el aliento, simplemente vuelve a Dios quien lo ha dado para que exista la vida.
Eclesiastés 8:8
No hay hombre que tenga poder sobre el hálito de vida, como para retenerlo, ni hay poder sobre el día de la muerte.
Lucas 23:46
Entonces Jesús, gritando a gran voz, dijo: «¡Padre, en Tus manos encomiendo Mi espíritu!»

Y habiendo dicho esto, expiró.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 13 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 13
Lucas 8:55 Comentario
Entonces su espíritu volvió a ella [la niña], y al instante se levantó. Como ilustración, comparemos al cuerpo a una bombilla apagada, el espíritu a la electricidad, y el alma a una bombilla encendida por la electricidad.

Cuando cortamos la electricidad, la bombilla encendida (el alma) deja de existir, porque la electricidad (el espíritu) lo ha abandonado. Sólo existe una bombilla apagada (el cuerpo sin vida).
Salmo 146:4
Su espíritu [del hombre] ha de salir, y él volverá al polvo.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 14 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 14
La naturaleza del hombre: dos ecuaciones esenciales
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 15 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 15
Hebreos 7:8 Comentario
Aquí los hombres que mueren reciben los diezmos. En el momento de la muerte, el alma viviente deja de ser. El cuerpo regresa al polvo, y el espíritu, la energía de vida, regresa a Dios.

Pero, ¿es inmortal alguna parte del cuerpo humano?

Por largo tiempo se ha enseñado que el alma es inmortal; que continua después de la muerte, yendo al cielo, al infierno, o a algún otro lugar...

¿Es esta enseñanza bíblica?
Isaías 51:12
¿Quién eres tú para que temas al hombre, que es mortal?
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 16 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 16
Ezequiel 18:20 Comentario
El alma que peca, ésa morirá. La Biblia está clara en este punto: el alma es mortal.

Ningún hombre posee en sí mismo, desde su nacimiento, la inmortalidad.
Mateo 10:28
Más bien, temed a aquel que puede destruir tanto el alma como el cuerpo.
Santiago 5:20 (RVR 1995)
El que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 17 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 17
Salmo 78:50 Comentario
[Dios] no eximió sus almas de la muerte. Notemos en este último versículo, que la mortalidad del alma se aplica a todos los hombes, buenos o malos.

Entonces, ¿de dónde procede esta gran mentira que enseña que el alma es inmortal?

La respuesta dada por la Biblia le podría asombrar...
Ezequiel 13:19 (Sagradas Escrituras)
¿Habéis de profanarme (...) matando las almas que no deben morir, y dando vida a las almas que no deben vivir?
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 18 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 18
Génesis 3:1-4 Comentario
[La serpiente] dijo a la mujer: «¿De veras Dios os ha dicho: “No comáis de ningún árbol del jardín”?»

La mujer respondió a la serpiente: «Podemos comer del fruto de los árboles del jardín. Pero del fruto del árbol que está en medio del jardín ha dicho Dios: “No comáis de él, ni lo toquéis, no sea que muráis.”»

Entonces la serpiente dijo a la mujer: «Ciertamente no moriréis.»
Dios había advertido a Adán y a Eva que la desobediencia les causaría la muerte.

Pero la serpiente los engañó, haciéndoles creer que eran inmortales.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 19 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 19
2 Corintios 11:3 Comentario
Pero me temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, de alguna manera vuestros pensamientos se hayan extraviado de la sencillez y la pureza que debéis a Cristo. Desde el principio hasta hoy, Satanás se las ha ingeniado para engañar a los hombres, haciéndoles creer que son inmortales.
Apocalípsis 12:9
(...) la serpiente antigua que se llama diablo y Satanás, el cual engaña a todo el mundo.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 20 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 20
1 Timoteo 6:15,16 Comentario
(...) el Rey de reyes y Señor de señores; el único que tiene inmortalidad. Recordemos siempre: Dios es el único que tiene inmortalidad.

Por lo tanto, el hombre no es inmortal de nacimiento.

Pero, el mayor deseo de Dios es compartir Su inmortalidad con nosotros.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 21 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 21
Génesis 2:17 Comentario
Pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que comas de él, ciertamente morirás. Dios creó al hombre como candidato a la inmortalidad.

Pero, por su desobediencia, el hombre rompió su conección con Dios, la única fuente de vida, y perdió así su acceso a la inmortalidad.

El hombre se hizo mortal.
Romanos 5:12
Por esta razón, así como el pecado entró en el mundo por medio de un solo hombre y la muerte por medio del pecado, así también la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 22 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 22
Romanos 6:23 Comentario
Porque la paga del pecado es muerte; pero el don de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro. Al dar Su vida por nosotros, Jesucristo nos ofreció la posibilidad de asirnos de la inmortalidad por fe.

Por consiguiente, la inmortalidad es condicional para la salvación en Jesucristo.
Juan 3:16
Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a Su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 23 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 23
1 Juan 5:11-13 Comentario
Y éste es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en Su Hijo.

El que tiene al Hijo tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna.
La inmortalidad es, entonces, el regalo de Dios a aquellos que se arrepienten de sus pecados y aceptan a Jesucristo como su Salvador personal y Señor de su vida.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 24 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 24
2 Timoteo 1:10 Comentario
Nuestro Salvador Cristo Jesús (...) anuló la muerte y sacó a la luz la vida y la inmortalidad por medio del evangelio. Recordemos: la inmortalidad existe sólo en Jesucristo.

Sin Él, permanecemos sujetos para la mortalidad, y así para la extinción eterna.
Romanos 2:6,7 (RVR 1995)
[Dios] pagará a cada uno conforme a sus obras: vida eterna a los que, perseverando en hacer el bien, buscan gloria, honra e inmortalidad.
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 25 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 25
Deuteronomio 30:19 Comentario
Llamo hoy por testigos contra vosotros a los cielos y a la tierra, de que he puesto delante de vosotros la vida y la muerte, la bendición y la maldición.

Escoge, pues, la vida.
Esta es la invitación de Dios a cada uno de nosotros.

No somos inmortales por naturaleza. Pero depende enteramente de nosotros si heredamos la inmortalidad.

Podemos obtener la vida eterna por la fe en Cristo Jesús.

¿Por qué no hacerlo ahora, al orar?
Pantalla SiguientePantalla Anterior

Imagen 26 El Momento de la Verdad Lección 14
Cuerpo, Alma y Espíritu
Pantalla 26
Pidámosle a Dios que nos conceda la vida eterna:
Señor nuestro y Dios nuestro,

Satanás desea tanto engañarnos y hacernos creer que ya somos inmortales, para que de esa manera no sintamos nuestra necesidad de ser salvos en Jesucristo.

Afortunadamente, nos has dado Tu Palabra para que Sus enseñanzas nos guien y aprendamos que sólo Tú eres inmortal.

Por eso venimos a Tí, Padre, para pedirte nos concedas la vida eterna, que está en Cristo.

Estas cosas pedimos en Su nombre.

Amén.
Pantalla Anterior

Lección 14 - Examen El examen de la lección 14 le espera.

Fuente de las imágenes de esta lección
Pantalla 1: Imagen en: Colección de imágenes «ClickArt 65,000» por Broderbund, CD #4, NATOT386.JPG. Pantalla 2: Imagen en: «Questionnaire Adulte de l’Ecole du Sabbat», Pacific Press Publishing Association, Segundo Trimestre 1999, Página Cobertura. Pantalla 3: SHALLIS, Christian. Imagen en el libro: «Il faut beaucoup de foi pour être athée - A la recherche de nos origines» (SHALLIS, Ralph), Editions Farel, 1983, Página Cobertura. Pantalla 4: «Anatomy of the structures of the human body.» Imagen en el CD: «Deluxe Compton’s Interactive Encyclopedia CD - 1998 Edition», Compton’s Home Library, 1997. Pantalla 5: Imagen en la revista: «The Watchtower» (el 1 de Mayo de 1990), Watch Tower Bible and Tract Society, p.18. Pantalla 6: JUSTINEN, Lars. Imagen en: «Questionnaire Adulte de l’Ecole du Sabbat», Pacific Press Publishing Association, Cuarto Trimestre 1996, Página Cobertura. Pantalla 7: Imagen en el libro: «My Book of Bible Stories», Watch Tower Bible and Tract Society, 1978, p.25. Pantalla 8: Imagen en el libro: «La Révélation - le grand dénouement est proche», New York, Watch Tower Bible and Tract Society, 1988, p.169. Pantalla 9: Imagen en el libro: «Uncle Arthur’s Bedtime Stories, volume 3» (MAXWELL, Arthur S.), Review and Herald Publishing Association and Pacific Press Publishing Association, 1976, p.151. Used by permission. Copyright ©1964, 1965, 1967, 1968, 1976 by Review and Herald® Publishing Association, USA. All Rights Reserved. Pantalla 10: Fotografía de: PhotoDisc. Imagen en la revista: «Sabbath School Leadership» (Mayo 1999), Página Cobertura. Pantalla 11: Imagen en el libro: «Vivez éternellement heureux sur la terre!», Watch Tower Bible and Tract Society, 1982, imagen #15. Pantalla 12: WILLIAMSON, Jean y Mick SHARP. Imagen en el libro: «Revelation» (LORIE, Peter), Simon & Schuster, Labyrinth Publishing Ltd, 1994, p.198. Pantalla 13: «Lightbulb.» Imagen en el CD: «Deluxe Compton’s Interactive Encyclopedia CD - 1998 Edition», Compton’s Home Library, 1997. Pantalla 14: NYE, Vernon. Imagen en el libro: «The Bible Story, volume 1» (MAXWELL, Arthur S.), Pacific Press Publishing Association, 1953, p.38. Used by permission. Copyright ©1953, 1981 by Review and Herald® Publishing Association, USA. All Rights Reserved. Tabla de la Pantalla 14: McGARY, Norman. «The I AM Project», 1996. Imagen tomada del sitio Web: http://www.webservants.com/story/2.html Pantalla 15: Imagen en la revista: «Réveillez-vous» (el 8 de Enero de 1994), Watch Tower Bible and Tract Society, p.26. Pantalla 16: Imagen en la revista: «The Watchtower» (el 15 de Agosto de 1998), Watch Tower Bible and Tract Society, p.16. Pantalla 17: CARAVAGGIO. Imagen en el libro: «The Wonder of the Miracles» (SOMMER, Robin Langley), Saraband, 1998, p.73. Pantalla 18: MOLAN, Chris. Imagen en el libro: «Forever Stories, volume 1» (BYERS, Carolyn), Review and Herald Publishing Association, 1990, p.54,55. Used by permission. Copyright ©1990 by Review and Herald® Publishing Association, USA. All Rights Reserved. Pantalla 19: VERLEYE, J. Imagen en el libro: «The Catholic Children’s Bible» (THEOLA, Sister Mary), The Regina Press, 1983, p.26. Pantalla 20: FRA BARTOLOMEO. «God the Father» (1509), Museo e Pinacoteca Nazionale di Palazzo Mansi, Lucques. Imagen en el libro: «La Peinture de la Renaissance Italienne» (BECK, James H.), Editions Könemann, 1999, p.348. Pantalla 21: Imagen en el libro: «The Bible for Children - Retold by Bridget Hadaway & Jean Atcheson», Londres, Octopus Books Limited, 1973, p.12,13. 22 Pantalla 22: GRACE, Robert. Imagen en la revista: «Signs of the Times» (Agosto 1989), Pacific Press Publishing Association, p.15. Pantalla 23: GREENE, Nathan. «The Invitation». Imagen en: «Inspirational Fine Art», Hart Classic Editions (www.hartclassics.com), p.2. Pantalla 24: REMMEY, Paul. Imagen en el libro: «The Bible Story, volume 8» (MAXWELL, Arthur S.), Pacific Press Publishing Association, 1956, p.188. Used by permission. Copyright ©1956, 1984 by Review and Herald® Publishing Association, USA. All Rights Reserved. Pantalla 25: ANDERSON, Harry. Imagen en el libro: «The Triumph of God’s Love, volume 1» (WHITE, Ellen G.), Pacific Press Publishing Association and Review and Herald Publishing Association, 1950, p.322. Pantalla 26: Imagen en: Colección de imágenes «ClickArt 65,000» por Broderbund, CD #4, NATOT137.JPG.
Las fotos, gráficas o dibujos que aparecen en esta lección y que están protegidas por los derechos de autor y bajo las cuales no aparece el consentimiento para publicarlas, han sido utilizadas con propósitos no lucrativos de acuerdo con la sección 107 de las leyes de derechos de autores de los Estados Unidos, y con el artículo 29 de las leyes de derechos en Canadá, capítulo C-42, las cuales especifican que pueden ser usadas sin el consentimiento o aprobación de los autores. Aquellas imágenes que aparecen y bajo las cuales no se menciona al autor es porque son del dominio público o no han sido protegidas todavia por dichas leyes. Cualquier persona que pueda proveernos algun dato que identifique a un autor desconocido para nosotros, apreciaríamos lo hiciera comunicándose a través del correo electrónico a la dirección que aparece al pie de este página, para que podamos hacer las correcciones debidas. Es nuestra intención el cumplir por completo con las leyes para proteger los derechos literarios del propietario.

Lección 14 - Examen El examen de la lección 14 le espera.